lunes, 31 de agosto de 2009

Remoto bar

Sentados en una simple mesa, pero cómodos sillones del segundo piso de runnie’s, Benjamín se pide un Marquise chocolate with cream squares con un Cream orange coffe, mientras que Avril con una deliciosa Argentina’s cake y un licuado de banana con leche se encuentra satisfecha, con música ambiental suave y una luz que no encandila, recuerdan algunos momentos.

Avril-. Ese día pasó a ser un recuerdo imborrable, uno de esos momentos que enmarcaría y colgaría sobre la pared de mi living

Benjamín-. Los recuerdos son como granitos de arena que se van acumulando uno junto al otro con el paso del tiempo, convirtiéndose en esa playa que todos amamos recorrer, una y otra vez

Avril-. Los recuerdos te forman, y revivirlos te hace pasar por un momento de sensaciones indescriptibles, como si vivieras un estado de levitación, donde el suelo desaparece, el cielo no tiene fin

Benjamín-. Tenes razón y será por eso que me gusta tanto recordar nuestros viejos pero aun cercanos momentos, puedo a veces hasta recordar tu perfume de esa tarde de febrero, del sabor de esa exquisita torta

Avril-. Jaja, te gusta como cocino, lo sé, como también se lo goloso, pero lindo que sos

Benjamín-. Rojo y mudo me quedo

Avril-. Noo, por favor. Hay recuerdos tan perfectos que hasta podemos recordar el calor sobre nuestra piel de un sol extremadamente brillante, de los escasos soplidos del viento que eras muy bienvenidos, de la sensación del pasto entre los pies al caminar descalzo, de esas caricias que te erizan la piel y hasta de esos besos que te trasladan a otro mundo

Benjamín-. Mientras te escucho se vienen a mis cinco sentidos muchos de esos recuerdos, vividos desde la infancia hasta el día de hoy, infancia ese momento de nuestra vida donde no tenemos otro objetivo que no sea divertirnos, donde no sabemos que es la responsabilidad y donde la libertad es nuestra amiga, esa libertad que nos domina completamente, apoderándose hasta de nuestra mente, sin límites

Avril-. Todo sigue su marcha y muchos momentos más estan por venir, y no van a ser más que recuerdos mañana. Yo ya vuelvo, no te comas mi Argentina’s cake.

4 comentarios:

  1. Siempre el dialogo termina por una interrumpción.
    Me gusto mucho..quienes son Avril y Benjamin?.

    ResponderEliminar
  2. Quiero leer más, espero la proxima entrada
    es muy interesante !

    ResponderEliminar